Lo que faltaba… Mexicanos xenófobos odiamos a Osorio… (por ser colombiano)

26 Jul

PARA QUE QUEDE CLARO

 

Lo que faltaba… Mexicanos xenófobos odiamos a Osorio… (por ser colombiano)

 

EDGAR VALERO BERROSPE

 

A Juan Carlos Osorio lo va a tumbar de su puesto su falta de humildad. Su enfermiza creencia de que siempre hace lo correcto y los resultados que pueden, o no, ser escandalosos o no tanto, pero que tienen un significado al final de cuentas. Que nos golee Alemania es una experiencia que las últimas dos o tres generaciones de mexicanos no habían experimentado. Pero que nos golee Chile es algo que ninguna generación conoció. Ya lo de Jamaica raya en un evento traído de otra dimensión…

 

Pero así lo vimos también cuando Panamá nos eliminó luego de ganarnos dos veces en la Copa Oro del 2013. Y no fueron esa eliminación y esos resultados lo que determinó la salida de José Manuel de la Torre, sino lo que siguió en la eliminatoria rumbo a Brasil, donde el equipo nacional, con todo y titulares no daba una…

 

Eso nos dice que Osorio va a seguir montado en su macho. Porque el negocio, al menos hasta antes de la Copa Confederaciones iba como siempre. Bien. Buenos negocios, buenos patrocinadores. Nuevos patrocinadores. Pero ver estadios vacíos en la Copa Oro con México como protagonista es algo que hacía muchos, pero muchos años no se veía. Y esa parte va a doler en algún momento.

 

Cuando SUM le programa partidos amistosos a México en territorio norteamericano y no se llenen, porque les mandan un equipo alterno que además juega a todo menos al futbol, es cuando van a saltar los dueños de la pelota.

 

He insistido que si el tema era calificar, como el compadre Pompilio ha dicho, que fue el motivo por el que los trajeron, pues ya podrían ir haciendo sus maletas para irse porque ese objetivo ya casi se cumplió. Sobretodo, gracias al amor propio de algunos jugadores que influyeron con sus acciones y sus goles en los resultados.

 

Y este fracaso, del que son participes muchos jugadores con cualidades y que además son titulares en sus equipos, no tiene una explicación. Como tampoco tiene explicación que Luis Pompilio Páez, salga a decir que México no es potencia mundial, y que este equipo no era favorito para ganar la Copa. ¿Entonces a que fuimos?… ¿A llenar el hueco?…

 

Y ya en el colmo de los colmos, resulta que ahora acusan a los mexicanos de xenófobos. Un país que le ha abierto las puertas a cientos de miles de migrantes que fueron expulsados o corría riesgo su vida en sus países como España, Chile, El Salvador, Argentina, Guatemala, Belice. Ahora resulta que no queremos a Osorio porque es colombiano. Cuando esa es la única cualidad que nos tiene absolutamente sin cuidado.

 

Bora era serbio. La Volpe Argentino. Y no recuerdo que nadie haya tomado eso como una causa para pedir que se fueran. A Bora mas bien, los propios dueños lo cortaron con el argumento de que el Tri jugaba feo. Pero bajo su dirección fue la última vez que ganamos un Hexagonal Final de la Concacaf. Y ya había calificado al Tri cuando empató cero con Jamaica (precisamente) en el último duelo de aquella eliminatoria que concluyó con un empate sin goles en Kingston.

 

Y La Volpe, con todo y su orgullo y su discurso, y su cara dura, nadie lo molestó, incluso cuando acabó el Mundial, porque él renunció para irse a dirigir a Boca. Y se le criticaron muchas cosas, pero nadie dijo “que se vaya por que es argentino”. No, nadie dijo eso.

 

Yo quiero que se vaya Osorio porque su sistema no me convence. Porque sus resultados no me convencen. Porque su planteamiento no me gusta y ya quedó demostrado que no funciona. Porque no lo siento como parte de “Mi” selección nacional, porque no le creo. Porque me molesta que experimente con el Tri, que venga y nos venda que es el “innovador” del futbol mundial, cuando en el mundo nadie hace lo que él propone. Ni los consagrados, ni los que están en sus primeras oportunidades dirigiendo.

 

Y su falta de autocritica. Su falta de humildad para reconocer cuando se ha equivocado y las cosas no han salido por sus equivocaciones. Y su necedad a seguir haciendo lo que ya hemos visto hasta el cansancio que no funciona. Y que todo el mundo nos demos cuenta menos él. Y los que lo contrataron.

 

Lo que hemos vivido no es un proceso. Si fuera un proceso, el equipo jugaría mejor. Aunque perdiera. Ni juega mejor y ahora ya no gana. No solo ante los grandotes, también ante los que casi ni existen en el planeta futbol.

 

Pero el secretario general de la Femexfut, Guillermo Cantú, sale y reta al mundo para defender lo indefendible. “Lo escogería de nuevo” dijo la semana pasada. Ayer “la rotaciones llegaron para quedarse”, aunque él mismo, como futbolista que fue, sabe que no funcionan. Y que más del 80% de los muchachos que fueron a la Copa Oro, han quedado eliminados en la lucha para conseguir un lugar en la Copa del Mundo del año próximo.

 

Le ha hecho ya tanto daño a la imagen del equipo la permanencia de Osorio, que no tardaran en verse los efectos. Aunque califique. Porque sabemos, después de lo que hemos visto, que ya no tienen nada más que ofrecer como director técnico. Llegó a su límite. La FMF ya le pagó una beca de más de un año y no se ve como, si llegara a dirigir al Tri en el Mundial, podríamos ir más allá de la fase de grupos. Está claro que con el colombiano en el banquillo, y sin xenofobia de por medio, no hay futuro…

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: