Osorio… Lo malo de ver lo que “otros” no ven…

26 Jul

PARA QUE QUEDE CLARO

 

Lo malo de ver lo que “otros” no ven…

 

EDGAR VALERO BERROSPE

 

Algo que hemos dejado pasar sin darnos cuenta, ya no es sólo el asunto de que Juan Carlos Osorio cambie a los jugadores de posición, sino lo que esto representa en términos generales ante el resto del mundo del futbol.

 

Osorio, al mover a jugadores a posiciones que no son sus sitios habituales en sus equipos, está tomando no sólo una temeraria decisión, además de ello, está faltando al respeto de manera brutal a todos los directores técnicos que tienen a esos jugadores en sus equipos.

 

Porque, por ejemplo, le está diciendo al técnico de la Real Sociedad, Eusebio Sacristán, que es un incompetente que se no se ha dado cuenta que Carlos Vela juega mejor como distribuidor de juego en la media cancha, que como extremo izquierdo, o en todo caso, como media punta. Lo mismo le está diciendo a Jesús Ramírez que lo ocupó en esa posición en la Selección Nacional Sub17 que se coronó campeona del mundo en Perú en el 2005.

 

Y si citamos el caso tan llevado y traído de Layún, también le explica a Sergio Conceizao que su lateral izquierdo juega mejor por la derecha, y que lamentablemente su incompetencia como entrenador no le ha permitido darse cuenta de esas cualidades.

 

Y así, podemos empezar a hacer la lista de porque unos van a un lado y otros a otro, y que en sus experimentos con el Tri, también le dice a los Héctor Herrera, a los Giovani Dos Santos, a los Andrés Guardado, que los convoca pero no los pone a jugar en sus posiciones habituales, porque hay otros que lo hacen mejor; así como ellos, son mejores que los juegan habitualmente en las posiciones a donde los manda.

 

O sea, además de ser un estudioso del futbol, Osorio se considera un visionario, se considera un virtuoso de la observación en la cancha, y por ende, al convertirse en el único personaje que es capaz de ver lo que otros no vemos, y eso incluye a técnicos, jugadores y periodistas, además, por supuesto del público, se eleva al rango de “non plus ultra” de la dirección técnica.

 

Yo quiero pensar por un momento, lo que dirán de Osorio los técnicos cuando les regresa “mareados” a sus jugadores, confundidos de lo que deben hacer en la cancha, porque Guardado ahora que ha ido al Real Betis de Sevilla, tal vez se pregunte en algún momento de algún partido, si en vez de desbordar por la banda izquierda, debe cortarse a medio camino en su trayectoria y hacerlo por el interior, y entonces buscar a ver si el lateral se vino atrás de él para tener alguien con quien apoyarse.

 

Y es que además de que el sistema no funciona, Osorio es un irrespetuoso con los jugadores que desplaza para poner en su lugar a otros que según él, “lo hacen mejor”; y también es un irrespetuoso con los propios jugadores que mueve, porque les está diciendo que en su posición habitual, hay otros mejores que ellos y por eso los mueve.

 

Todo esto, por supuesto, explicando en la cancha con lo que se ve, que los 17 directores técnicos que dirigen, por citar el caso de la Copa Confederaciones a sus jugadores convocados, no son más listos que él. Y mire que en la lista figuran, de México, Matías Almeyda (campeón con Chivas), José Guadalupe Cruz (campeón con Atlante), José Manuel de la Torre (campeón con Chivas y Toluca), Ricardo Ferreti (campeón con Chivas, Tigres, Pumas), Ricardo La Volpe (en su momento técnico del América y campeón con Atlante), Diego Alonso (campeón con Pachuca), nada más.

 

A nivel internacional están entrenadores como Phillip Cocú (doble campeón en Holanda con el PSV), el entrenador de la Fiorentina Stefano Pioli (que también dirigió al Inter de Milán), Rui Vittoria (campeón de Liga y Copa con el Benfica), y así podríamos seguirle. Pero sólo Osorio sabe cual es la verdad de cómo deben de jugar los convocados. Todos estos hombres y sus éxitos no significan nada.

 

Digo, al final del camino, cuando se habla de grandes directores técnicos en Colombia, si “solo” nos remontamos a los últimos 37 años, en los que dos argentinos y 17 colombianos han dirigido a la selección de este país, y como dijeran en aquel juego infantil “veo-veo”, yo “veo” a Francisco Maturana, Hernán Darío Gómez, Reinaldo Rueda, Jorge Luis Pinto, Leonel Alvarez, y los últimos cinco años al argentino Néstor Pekerman, pero no veo a Osorio.

 

Claro que además de él, los directivos de la FMF que lo apoyan, entienden un proceso que tal vez nos lleve al Mundial, pero que no ha transformado al futbol mexicano ni lo ha hecho jugar mejor. Suerte que tiene a los jugadores con los que cuenta. En otro momento, tal vez no estaríamos diciendo lo mismo…

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: