Da “Canelo” la pelea de su vida… No le alcanza

16 Sep

CANELO 2Para variar, los jueces con antifaz de Las Vegas cometen un atraco y le regalan un inmerecido empate al “Canelo” Alvarez ante Gennady Golovkin quien dictó cátedra de boxeo.

 

EDGAR VALERO BERROSPE

 

Esta vez las cosas fueron diferentes. Saúl “Canelo” Álvarez tomó ventaja de la diferencia de peso con la que subió al cuadrilátero de la T-Mobile Arena para soportar el embate permanente del tricampeón mundial Gennady Golovkin, y a pesar de que el mexicano dio la mejor pelea de su vida, no le alcanzó para derrotar al bravísimo kazajo quien fue despojado de la victoria ante una frenética multitud que no aceptó el fallo de los jueces quienes marcaron 118-110 a favor de Álvarez, 115-113 a favor del campeón mundial y un empate 114-114.

 

La pelea no decepcionó. Por vez primera en su carrera, el jalisciense se mostró valiente, y a pesar de tener a un adversario técnicamente superior, se las ingenió para conectar algunas combinaciones de poder a la cabeza de su adversario, quien, sin embargo, teniendo una condición física superlativa, le hizo la digestión a sus golpes y mantuvo un tren de batalla en el que tuvo que involucrarse el retador mexicano.

 

A pesar de haber sido superior y de haber dominado la pelea casi a placer, exceptuando un par de rounds, los jueces le robaron la condición de invicto de sólo victorias a Golovkin, quien al concluir el combate se mostró sereno y listo para regresar a una revancha que evidentemente se va a llevar a cabo, y muy seguramente el próximo fin de semana patrio, en Mayo del 2018.

 

La velocidad y reflejos felinos del campeón mundial pusieron en aprietos de manera permanente al mexicano. Las repeticiones a la cabeza del Canelo se sucedieron de manera permanente, aunque la diferencia de peso le ayudó a no ser lastimado como hubiera sucedido en condiciones normales. Recordar que Álvarez y Golovkin fueron a la ceremonia de pesaje más de 30 horas antes de la pelea, algo que fue planeado de manera estratégica para beneficiar al mexicano, quien, ni con eso, pudo conectar una combinación de poder suficiente para frenar a su frenético adversario, que en las escasas ocasiones en que fue conectado no renunció al ataque.

 

En la parte final de la batalla y cuando parecía que ya se la había agotado la gasolina a Álvarez tuvo un repunte, particularmente en los primeros instantes del décimo round, cuando conectó sus mejores golpes y combinaciones de la noche. La cara de frustración en el cierre de casi todos los rounds, reflejó a nivel mundial en televisión la impotencia que sentía de no poder “cazar” a un enemigo que lo persiguió por todos los rincones del cuadrilátero como si fuera él quien estaba buscando coronarse campeón mundial.

 

En la esquina de Álvarez, su manager Eddie Reinoso desesperado le pedía al “Canelo” que hiciera combinaciones, en un principio de tres o cuatro golpes, pero ante la impotencia del mexicano de cumplir con esa misión, le empezó a pedir que no jugará en las cuerdas, que dejara de ser defensivo y que al menos buscara combinaciones de 1-2 ante el kazajo. Esta quizá fue la única indicación que pudo atender Álvarez, que de esa manera causó la mayor parte del mínimo daño que tuvo el campeón mundial.

 

Cuando se anunció el primer voto de la jueza Adalaide Byrd a favor del mexicano 118-110, los insultos y una brutal rechifla se desencadenó en el escenario del combate, porque los más de 20 mil aficionados que atiborraron el local, presintieron que algo raro seguía. Y así fue. El juez Don Trella marcó apenas 115-113 a favor de Golovkin, voto que fue igualmente repudiado, pues era evidente la superioridad con la que se desempeñó el campeón.

 

Lo peor se esperaba de Dave Moretti, el “juez del “Canelo””, quien como sucedió en cada una de las cinco anteriores peleas del mexicano en las que participó, apoyó de la mejor forma posible a Alvarez y se lavó las manos otorgando un 114-114, que evidentemente desencadenó la protesta de los asistentes quienes incluso durante las entrevistas post-pelea, se mantuvieron protestando el fallo de los jueces, famosos por ser auténticos ladrones, al servicio de los promotores, en este caso, a favor de Oscar de la Hoya, pues mantuvo la posibilidad de hacer negocio con la carrera de Alvarez, anticipándose, en el momento mismo del fallo, que vendrá la revancha dentro de ocho meses.

 

Es necesario reconocer que aunque Alvarez fue superado sin discusión, esta vez hizo lo posible por hacer más digna su presencia en el ring en la parte final, cuando sacando fuerzas de flaqueza y por momentos con los brazos colgando, sacó el orgullo para tratar de, en los instantes finales de la batalla, frenar a un poderoso rival, que quizá no lo sacudió como hizo con 34 de los 37 adversarios previos de su carrera, pero que en cambio le conectó más golpes que casi todos los rivales que tuvo el mexicano hasta ahora.

 

Evidentemente el público salió con el gusto de haber presenciado una batalla que respondió totalmente a las expectativas que generó, aunque el fallo haya manchado el espectáculo que presenciaron. Probablemente Alvarez hubiera ganado más respeto perdiendo la pelea, hasta cierto punto de manera clara, que seguir con esa nébula de resultados misteriosos y tramposos que lo ha acompañado prácticamente desde que fue anunciado como estrella por vez primera en las promociones de Oscar de la Hoya.

 

 

Canelo-GGG, acaba la espera

15 Sep

GGG

 

Mañana por la noche en la impresionante T-Mobile Arena de Las Vegas Saúl Alvarez tendrá una segunda oportunidad en su carrera de alcanzar el estrellato, más que la fama, cuando dispute el campeonato mundial medio absoluto ante el impresionante noqueador kazajo Gennady Golovkin

 

EDGAR VALERO BERROSPE

 

El deporte siempre brinda segundas oportunidades. Y en este caso, el peleador mexicano Saúl “Canelo” Alvarez tendrá la suya, para revertir todas las criticas que ha cosechado en su carrera, prácticamente dirigida por el promotor Oscar de la Hoya, cuando enfrente al peleador de Kazakhstan Gennay Golovkin en pos del campeonato mundial de peso medio absoluto, avalado por el Consejo Mundial de Boxeo, así como la Asociación y la Federación Internacional de Boxeo.

 

Alvarez (Tlajomulco de Zuñiga, Jalisco; 18 de julio de 1990), estará actuando por séptima vez en un fin de semana de Fiestas Patrias, tratando de dejar en el olvido su patética actuación ante Floyd Mayhweather Junior el 14 de septiembre del 2013, la cual fue la gran oportunidad de consagrarse como verdadera estrella del boxeo, más que del showbusiness, a donde lo trasladó Televisa en su deseo por competir con Televisión Azteca en el mundo del boxeo la década pasada, oportunidad que desperdició ofreciendo un pobre espectáculo, alejado del “estilo mexicano” que proclama que “no existe”.

 

Golovkin su rival en turno (Karaganda, Kazakhstan, 8 de Abril de 1982), es en estos momentos el campeón con la mejor efectividad noqueadora en la historia de la división de peso medio, habiendo triunfado en el 89% de sus peleas por la vía corta. Para el peleador kazajo esta es su gran oportunidad de trascender, pues a pesar de haber obtenido una victoria impresionante ante Daniel Geale hace tres años en el Madison Square Garden de Nueva York, su récord adolece de grandes nombres, en parte porque los “big leaguers” como Mayweather, Chávez, Cotto, Paquiao y Sturm entre otros, se negaron sistemáticamente a enfrentarlo. Entonces pudo ganar cada segmento de su corona porque no pudieron los entonces campeones Milton Nuñez y Julio Tapia (AMB), Marco Antonio Rubio (su rival por el titulo interino del CMB) y David Lemieux, negarse a enfrentarlo porque los plazos ya se habían cumplido.

 

Su espera ya viviendo en Estados Unidos, se alargó tanto hasta que se ha convertido en un veterano peleador de 35 años, que sigue siendo implacable y que sumaba 23 nocauts consecutivos de los 34 que ha obtenido en su carrera antes de ganar por decisión a Daniel Jacobs en Nueva York en su última salida el 18 de marzo pasado.

 

De estilo huracanado y tenaz, el peleador kazajo (37-0-0 33KO´s) suma 18 defensas desde que se coronó campeón por vez primera el 14 de Agosto de 2010 ante Milton Núñez en Panamá, obteniendo el título interino de la Asociación Mundial de Boxeo y busca acercarse a las 20 defensas que logró el “Ejecutor” Bernard Hopkins, quien se mantuvo como campeón mediano 12 años entre 1993 y 2005, siendo campeón de la Federación Internacional, el Consejo y la Organización Mundial de Boxeo hasta que decidió invadir la división de peso semicompleto.

 

Para el “Canelo” (49-1-1 34KO´s) esta será su segunda oportunidad de coronarse como campeón de la histórica división de peso medio, algo que ya hizo el 21 de noviembre de 2015 venciendo a Miguel Cotto en Las Vegas por decisión unánime, aunque renunció a la corona tras vencer a Amir Khan en su primera defensa, pues tenía la obligación de enfrentar a Golovkin, y prefirió darle la vuelta y descender a la división de peso superwelter en vez de encarar a su retador oficial y que para entonces ya era campeón interino de este organismo.

 

Alvarez además, se presenta en busca de reconocimiento para su carrera, pues siendo dirigida por Oscar de la Hoya ha enfrentado solamente a peleadores ante los que ha tenido todo tipo de ventajas, particularmente en peso, y la única vez que enfrentó a un boxeador en relativa plenitud, Mayweather Junior, fue vapuleado en 12 asaltos.

 

El “Canelo” se ha convertido en un gran imán taquillero, pero no es considerado uno de los mejores peleadores mexicanos de la historia, pues esa situación de enfrentar combates con ventaja, lo dejan fuera de la lista de los fuera de serie, aunque haya ganado más dinero que ningún otro boxeador mexicano en la historia, en condiciones que corresponden a los tiempos en los que le ha tocado vivir.

 

La pelea que se llevará a cabo en la nueva T-Mobile Arena de Las Vegas, se llevará a cabo alrededor de las 9 de la noche tiempo del centro de México, y aunque será televisada por tres cadenas, sólo Space lo hará totalmente en vivo, pues Azteca y Televisa irán difiriendo la cartelera conforme transcurra debido a sus compromisos comerciales que incluyen cortos de 2 minutos entre round y round.

 

La ceremonia del pesaje se efectuará hoy alrededor de las 2 de la tarde en el Grand Garden del Hotel MGM, debido a que por la noche habrá un espectáculo musical de la banda Maná. El referí será el estadounidense Kenny Bayless quien ha estado en tres peleas de Alvarez, ante Chávez Jr., Amir Khan y Floyd Mayweather y en ninguna de Golovkin.

 

Un tema que levantó polémica, fue la designación del norteamericano Dave Moretti como uno de los jueces de la pelea, ya que ha estado en cinco combates del “Canelo” y en todos ellos favoreció de alguna forma al mexicano, incluyendo la batalla ante Mayweather cuando marcó 116-112 a favor de este último, cuando fue evidente la paliza que le dieron al “Canelo”. Completan la terna Adalayde Byrd y Don Trella.

 

Byrd estuvo en los combates de Canelo ante Chávez Jr. y Amir Khan, mientras que actuó cuando el kazajo se midió a Dominic Wade y Willie Monroe. Trella participó en combates de “GGG”, en las victorias que tuvo ante Daniel Jacobs y Daniel Geale.

 

Nada como Septiembre… Nadie como Chávez

14 Sep

Julio Cesar Chavez, WBC Light Welterweight Title

El legendario peleador sonorense nos acostumbró a celebrar las Fiestas Patrias en grande. Grandes noches, grandes victorias y también, dolorosas derrotas…

 

Desde que Oscar de la Hoya “robo” la idea a Don King y luego a Bob Arum, el espectáculo se ha ido abaratando. “Canelo” tiene la posibilidad de revertir la tendencia.

 

EDGAR VALERO BERROSPE

 

Las luces mortecinas del Thomas and Mc Center de Las Vegas primero se fueron apagando hasta casi la total oscuridad que fue sólo impedida por los reflejos de las luces de los pasillos exteriores y de la “corona” que se encontraba sobre el cuadrilátero aquella noche del 12 de Septiembre de 1992… La gente sabía lo que venía y primero hubo una exclamación…El viaje al cuadrilátero del famoso retador y luego con una incomparable armonía musical una canción dedicada al “Gran Campeón Mexicano y Mundial… “Pound per pound… Numéro uno… Julio Cesar Chávez, numero uno… el gran campeón… Todo el mundo recorrió representando a su nación… Julio Cesar Chávez…” y así siguió…

 

Por el pasillo rumbo a la cita más importante de su vida, venía el más grande boxeador que haya visto nacer nuestro país… Julio César Chávez González, el “César del Boxeo” se enfilaba para encarar al tres veces campeón mundial Héctor “Macho” Camacho…

 

Las Vegas, siempre creciendo, con la taza más alta de desarrollo de Estados Unidos y una sólo detrás de algunas ciudades chinas en la lista mundial, resultó insuficiente. No había hoteles que hubieran quedado con una habitación disponible. Todas las conexiones aéreas fueron bloqueadas desde el lunes de esa semana… Más de 100 mil mexicanos, según estimaciones de la Oficina de Turismo de Las Vegas, abarrotaron hoteles, restaurantes, casinos, centros comerciales…

 

La cuenta de los que dicen haber estado presentes esa noche en la Ciudad del Juego puede superar fácilmente esa cifra. Más de 50 mil dicen haber acudido al escenario de la pelea, aunque la verdad es que sólo 18 mil afortunados, y de ellos, más de 10 mil clientes selectos de los principales casinos, pudieron obtener boletos, que en legítima reventa alcanzaron costos de más de 10 mil dólares, cuando un ticket de ringside tenía un valor de no más de 150 dólares en aquellos días…

 

Esa fue consumación de la idea del promotor Don King, visionario del negocio del boxeo, quien en su retorno triunfal a Las Vegas luego de haber sido sancionado por la Comisión Atlética de Nevada y literalmente huir a Atlantic City para asociarse con el ahora presidente de Estados Unidos, Donald Trump para promover al boxeo y a Mike Tyson en Nueva Jersey, ocupó a la carta más importante que tenía entre sus representados, para finalmente paralizar a un país completo, México, que esa noche del 12 de septiembre de 1992, celebró hasta en el Angel de la Independencia la sensacional victoria de Julio Cesar, quien no pudo noquear a Camacho, pero le dio la paliza más espectacular que hubiera recibido hasta entonces, y después, el afamado boxeador caribeño ahora desaparecido… Fue uno de los muchos “septiembres” que celebramos con Chávez…

 

Y mientras King promovía el fin de semana mexicano del noveno mes, su archirrival en las promociones, Bob Arum, se apropió de Mayo y se lo regaló a su “joya”, Oscar de la Hoya, quien fue tomando el lugar y en algún punto del camino arrebató a King, a Chávez y al mundo del boxeo en pleno esos fines de semana, primero como boxeador y luego como promotor.

 

LOS TIEMPOS CAMBIAN. Por más que hoy Oscar pueda presumir de ser el promotor de boxeo más importante del mundo, la verdad es que su visión promocional ha sido limitada y mientras se ha dedicado a desarrollar peleadores en lo individual, nunca ha tenido tantas estrellas a su disposición como para rivalizar con las históricas funciones que promovieron con él en el ring, pero sobretodo, el promotor de los pelos erizados, quien llegó a regalarnos noches con cinco campeonatos mundiales, todos ellos legítimos y todos ellos con súper estrellas del boxeo.

 

De la Hoya ha abaratado el mes. Se ha dado el lujo de promover peleas mediocres en los fines de semana de fiestas patrias y lamentablemente, Saúl Alvarez ha sido comparsa de muy pobres espectáculos que no se acercan en nada a las peleas que solían anunciarse en las marquesinas luminosas de la ciudad del juego y en otras.

 

Julio enfrentó en septiembre 12 del 92 al Macho Camacho, en Septiembre 10 del 93 a Pernell Whitaker en San Antonio, el 17 de septiembre del 94 a Meldrick Taylor en csombate de revancha; el 16 de septiembre del 95 a David Kamau; y el 18 se septiembre de 1998 sus cenizas fueron sepultadas en el mismo Thomas and Mack Center de Las Vegas donde había derrotado a Camacho por quien pretendió siempre ser su sucesor, Oscar de la Hoya.

 

El propio Oscar se regaló “sus fiestas” en los días de las fiestas patrias, enfrentando el 18 de septiembre de 1999 a Félix Trinidad; el 14 de septiembre de 2002 a Fernando “Feroz” Vargas; el 13 de septiembre de 2003 a Shane Mosley; y en el más emblemático de los casinos en el mundo del boxeo, el Grand Garden del Hotel MGM fue destrozado por el “Ejecutor” Bernard Hopkins también un 18 de septiembre, pero del 2004.

 

ABARATANDO EL NEGOCIO… Ya como promotor, De la Hoya decidió encarrilar a Saúl Alvarez en esas fiestas, y así, el “Canelo” tratará de complacer a la clientela por séptima vez en su carrera en un fin de semana patrio, pues en 2010 el día 10 enfrentó a Carlos Baldomir en Los Angeles; el día 17 de septiembre del 2011 a Alfonso Gómez en la misma ciudad californiana; el 15 de septiembre del 2012 peleó como estelar en el MGM Grand ante Josesito López en Las Vegas; en el 2013 hizo el ridículo ante Floyd Mayweather Jr en el mismo Grand Garden el día 14; el 17 de septiembre del año pasado venció en el Estadio de los Vaqueros de Dallas a Liam Smith para coronarse campeón superwelter de la OMB y ahora se le presenta la oportunidad de la consagración ante Gennady Golovkin.

 

No es que todo tiempo pasado haya sido mejor. Pero sin duda, en el pasado, los fines de semana de septiembre en Las Vegas, siempre fueron mejores…

 

 

 

 

Canelo-Golovkin: Por un lugar en la historia.

13 Sep

 

Los millones de dólares ganados por el mexicano y los títulos acumulados por el kazajo no servirán de nada para perpetuar su nombre en la legendaria división de peso medio, si no son capaces de ganar el sábado.

 

EDGAR VALERO BERROSPE

 

Seguramente el número de ventas de pago por evento estará muy cerca de alcanzar el récord impuesto por Floyd Mayweather Junior y Saúl Alvarez. La taquilla rebasó más de 4 millones de dólares en la nueva T-Mobile Arena. Las apuestas cruzadas estarán por encima de los 50 millones de dólares y en juego estarán tres títulos mundiales (el cuarto la verdad no vale un cacahuate), pero sobretodo, lo que estarán disputando el triple campeón mundial CMB-AMB-FIB Gennady Golovkin y el mexicano Saúl “Canelo” Alvarez, será su derecho a ocupar un lugar de privilegio en la rica historia de la división de peso medio.

 

En tiempos de la globalización, con millones de personas siguiendo en todo el mundo en tiempo real en sus dispositivos móviles y televisiones en más de 100 países, lo que suceda en el impresionante complejo deportivo instalado en el corazón del Strip en Las Vegas promete ser un acontecimiento inolvidable en lo mediático. La pregunta es si también lo será en lo boxístico y si quien resulte ganador de la pelea que ha esperado el mundo del deporte de los puños durante más de 3 años, responderá a la expectativa y quien resulte ganador, podrá proclamar para sí un espacio en la legendaria galería de súper estrellas que han adornado sus sienes con la corona de la división de las 160 libras.

 

UNA MISION CASI IMPOSIBLE… Por más que los protagonistas de la pelea del sábado son dos fulgurantes estrellas del boxeo, hasta hoy, ninguno de ellos puede decir que haya realizado una carrera que pueda elevarlos al nivel de los monstruos sagrados de la división de peso medio. Por tiempo, por razones promocionales o simplemente, generacionales, ni Alvarez ni Golvkin les ha tocado compartir espacio con otros boxeadores de renombre histórico en la división.

 

Con más de 130 años de historia, la división de las 160 libras ha visto transitar a por lo menos 20 de los mejores 50 boxeadores de todos los tiempos, la lista incluye a varios del Top 10, un par del Top 5 y al segundo mejor peleador de la historia, en opinión de quien esto escribe, Ray Sugar Leonard, sólo escoltando a Muhammad Alí.

 

En esta lista figuran, sin que estén en un orden estricto, nombres como el cinco veces campeón mundial medio Walker Smith Junior: “Sugar Ray Robinson”; el “Toro de las Pampas” Carlos Monzón, “Marvelous” Marvin Hagler; Tommy “The Hit Man” Hearns; Roberto “Manos de Piedra” Durán, “The Golden Boy” Oscar de la Hoya; “The Hawaiian swede” Carl “Bobo” Olson; Giovanni “Nino” Benvenutti (nacido en Isola D´Istria antes Italia ahora Eslovenia); el nigeriano Richard Ihetu “Dick Tiger”; “el ciclón” Lawrence “Gene” Fullmer; el tricampeón mundial en divisiones diferentes Emile Griffith de las Islas Virgenes; Antoine Florian Zaleski mejor conocido como “The Iron Man” Tony Zale; el filipino conocido como “el Rey del Bolo-Punch” Ceferino García y “The Raging Bull” Jake La Motta, además del “ejecutor” Bernard Hopkins.

 

Cada quien puede hacer su propio juicio de quien fue mejor que quien, pero es un hecho que en los mencionados, hay por lo menos cinco de los mejores boxeadores de la historia.

 

Alvarez ha deambulado de la división de peso welter a la de peso superwelter y medio y de regreso a las 154 libras antes de subir de nuevo a las 160. Mientras tanto, Golovkin, cuya trayectoria amateur no está en discusión con 345 victorias a cambio de sólo cinco derrotas, no ha enfrentado a ningún adversario de renombre. No es que no haya querido, es que con la fama de pavoroso noqueador, los hombres cuyos nombres han adornado las marquesinas de Las Vegas el ultimo lustro, decidieron tomar caminos menos arriesgados para incrementar sus fortunas. Por eso Mayweather, Pacquiao, Cotto, Sturm, Chávez Junior, Zbick y otros, prefirieron enfrentarse entre sí, antes de exponerse a la pegada del ahora tricampeón mundial.

 

Incluso Alvarez decidió evadirlo hasta que ha sido obvio que nadie más podría darle a ganar los 20 millones de dólares garantizados que Oscar de la Hoya le pagará al boxeador jaliciense, además de que ya no hay rivales de prestigio internacional a los que pueda enfrentar el mexicano y que signifiquen un negocio en lo promocional para De la Hoya y el propio “Canelo”. Así que no hubo más remedio que arriesgar la integridad ante un hombre 8 años mayor que él, cierto, pero que es un peso medio natural.

 

Quien resulte ganador de la pelea podrá, dependiendo de la forma en que lo haga, decir que ha ingresado a la elite histórica del peso medio, aunque con un futuro desafiante para incrementar su legado y aspirar a que su nombre sea mencionado entre los que usted ha leído líneas antes, cuando se hable de los mejores boxeadores de la categoría.

(recuadro)

“YO SOY MEXICANO”

Al llegar a la Ciudad de Las Vegas  para su pelea del sábado, el kazajo Gennady Golovkin dijo que se trata de una pelea entre mexicanos, como ayer señalamos en este espacio.”“Esto es más que una pelea, es una verdadera pelea entre mexicanos. Abel (Sánchez, su manager) me convirtió al estilo mexicano. Amo el estilo mexicano, amo la comida mexicana y la como todos los días. Amo las tradiciones mexicanas. Estoy rodeado de ellas y tengo muchos amigos mexicanos. Tengo sangre mexicana… Un golpe puede cambiar una vida. Canelo tiene la fuerza, es muy rápido. El me conoce bien y yo lo conozco a él. Tenemos plan A, B, C y D y él también. Estamos listos para ir a una pelea larga, la decisión. ¿Quién dará el primer golpe? No lo se… Esto no es una pelea, esto es la guerra…”

 

 

Golovkin… El “otro mexicano”…

11 Sep

El tricampeón mundial de peso medio es favorito en Las Vegas para vencer al “Canelo” Alvarez quien hace 6 años fue su sparring. Mientras el kazajo coleccionó campeonatos desde entonces, el mexicano ha sumado decenas de millones de dólares.

 

El poder de sus puños y su impresionante historial boxístico hizo que boxeadores como Floyd Mayweather Junior, Julio César Chávez y Miguel Cotto nunca quisieran enfrentarlo, no así al jaliciense.

 

EDGAR VALERO BERROSPE

 

Para quienes alguna vez hemos visto a Gennady Gennadyevich Golovkin abajo del ring, su imagen pulcra sólo tiene un referente previo, Oscar de la Hoya, cuya nariz siguió siendo recta y su cara limpia después de pasar más de una década arriba de los rings. Se trata de un hombre de refinado comportamiento que contrasta con la fiera en que se convierte apenas suena la campana… Es el campeón mundial de peso medio… Corrijo, es el campeón mundial absoluto de peso medio…

 

El próximo sábado en Las Vegas terminará la espera para alcanzar el combate que defina su vida, su carrera, su historia. Después de que concluya la pelea que ha esperado desde que llegó a Estados Unidos en 2011, sabremos si Golovkin, conocido simplemente como “GGG”, pasará a la historia o será uno más de los campeones que vinieron de Europa del Este y no pudieron trascender en el mundo occidental.

 

No importa que se diga hoy, mientras Saúl “Canelo” Alvarez, su retador ha coleccionado decenas de millones de dólares habiendo peleado con rivales como Floyd Mayweather Junior, Julio Cesar Chávez Junior y Miguel Cotto, Gennady coleccionó victorias por nocaut, y títulos, todos los de la división de las 160 libras, y luego, 18 defensas que lo ponen en la antesala de los logros Bernard Hopkins y sus 20 defensas.

 

Golovkin, quien es favorito en los casinos en Las Vegas para derrotar al mexicano, se identifica así mismo como eso, un boxeador de estilo mexicano. Un hombre cuya fuente de inspiración luego de haber conseguido 345 victorias en peleas amateurs fue el más grande boxeador mexicano de la historia, Julio Cesar Chávez.

 

De acuerdo con su manager Abel Sánchez, quien ha pulido a Golovkin para convertirlo en un boxeador profesional, menos artístico que el fantasma de pavorosa pegada que era cuando llegó a Estados Unidos, pero más efectivo en el ring, la perfección obsesiva de su discípulo le llevó a prácticamente, memorizar cada paso, cada golpe, cada mirada de Chávez en la que para mi en lo personal es la pelea perfecta, aquella ocurrida hace 30 años el 21 de Noviembre de 1987 en Las Vegas cuando destrozó a Edwin Rosario para ganar el Campeonato Mundial de peso ligero de la AMB. Como una curiosidad Golovkin piensa lo mismo… Y planea ponerlo en practica en la pelea de su vida.

 

El boxeador nacido en Kazakhstan ha interpretado a Chávez a su manera. Su comportamiento en el ring es muy parecido por no decir idéntico. Una mirada penetrante. Un rostro inconmutable. Nunca o casi, un paso atrás. Un estilo que definitivamente cuadra con su agresividad. Una agresividad no natural, sino más bien forzada por su dos hermanos, muertos en combate con el ejercito soviético, quienes siempre lo impulsaron a pelear. Un tercero en escena es su hermano gemelo Max, quien renunció a la posibilidad de ir a los Juegos Olímpicos de Atenas en el 2004 para que Gennady pudiera hacerlo. Sólo había espacio para un boxeador de su país, Max cedió y “GGG” obtuvo una medalla de plata luego de perder en una polémica decisión en el combate final ante el representante de Rusia.

 

Poca gente sabe que el “Canelo” Alvarez fue sparring de Golovkin hace años. En el 2011 cuando el kazajo estaba apenas aclimatándose a su nuevo hogar en California, Saúl formó parte de los boxeadores que Golovkin tuvo a su disposición para hacer guantes. Fueron dos o tres veces. El europeo siempre se expresó bien de Alvarez. De hecho es difícil escucharlo expresarse en forma inapropiada de alguien. Tuvo palabras de reconocimiento en su momento para el mexicano, de quien dijo que era un muchacho “joven y con hambre, me gusta”.

 

Y es que “el Canelo” estaba en vías de convertirse en campeón mundial superwelter del Consejo y Golovkin a las puertas del campeonato mundial de peso medio… Sólo que por rutas diferentes. Al kazajo nadie lo consintió. Tuvo que ir pelea tras pelea puesto que los boxeadores más importantes, desde antes de la quiebra de Universum Boxing, su empresa promotora en Alemania, como Felix Sturm o Sebastian Zvick, para entonces poseedores de las coronas mundiales de la división, sabiendo de su poder de puños, nunca quisieron enfrentarlo.

 

Cuando las opciones se agotaron, Gennady vino a América. Tras un scouteo para ver con quien le convenía trabajar en Estados Unidos, entre Robert García, Abel Sánchez y Freddie Roach, finalmente él, Golovkin, prefirió a Abel y éste, sin saber a ciencia cierta con quien trataba descubrió en internet que ese peleador “ruso” que le estaban ofreciendo, tenía sólo 5 derrotas en 350 combates como peleador amateur.

 

GGG fue recogiendo los trozos de su corona absoluta por el mundo. Primero el título interino de la AMB en Panamá y el absoluto en Astana, Kazakhstan; luego el interino del CMB ante el “Veneno” Rubio en Carson, California; ante David Lemieux el de la FIB en el Madison Square Garden de Nueva York.

 

Pero la fiesta de graduación fue de hecho apenas una escala en el camino al éxito. Un pavoroso nocaut ante los ojos del mundo, en una pelea transmitida por la Cadena HBO en el Madison Square Garden ante Daniel Geale el 26 de julio del 2014, acabó por alejar cualquier posibilidad de enfrentar a Cotto, Chávez Jr., o Mayweather. El “Canelo” mismo, en uno de los actos más polémicos y absurdos de la historia del boxeo, prefirió renunciar al titulo medio del CMB, que enfrentar a Golovkin, porque estaba esperando “convertirse en un verdadero peso medio”.

 

Como quiera que sea, el sábado sabremos si la pelea por la que esperó el kazajo tanto tiempo, lo convirtió finalmente en la máxima estrella del boxeo, a los 35 años y con 38 victorias profesionales, con 33 o tal vez 34 nocauts, o si el “Canelo” termina por ganarse el respeto que él mismo ha evadido al hacer actos de escapismo recurrentes en su carrera, fulgurante a los ojos de los paisanos en Estados Unidos y uno que otro despistado en México. No hay plazo que no se cumpla…

 

Esta sí será una pelea que contrastará con la farsa de Mayweather y McGregor, y claro, tenía que ser entre mexicanos, aunque uno de ellos, sólo sea por su estilo y devoción a la máxima figura de este deporte en la historia de México…

 

Rafa: Una gran víctima o un gran mentiroso (Capítulo II)

10 Ago
MARQUEZ NEW YORK

Rafa Márquez en entrevista exclusiva con Edgar Valero el sábado 28 de Abril de 2012 en Nueva York.

EDGAR VALERO BERROSPE

Los claros timbres de que estoy ufano//
han de salir de la calumnia ilesos.
Hay plumajes que cruzan el pantano//
y no se manchan… ¡Mi plumaje es de esos!

                                               A Gloria

                                             Salvador Díaz Mirón.

Mientras no se pruebe lo contrario, al menos eso dice la ley, Rafael Márquez es inocente de los cargos que le imputan. Yo espero que así sea, que salga limpio y como dijera Salvador Díaz Mirón en su poema A Gloria, que su plumaje sea de esos que cruzan el pantano y no se manchan…

 

Sólo que el pantano por el que cruza el michoacano, no es como el que tuvo que atravesar Javier Aguirre cuando hace casi tres años se le acusó de haber participado en la manipulación de un partido entre el Zaragoza y el Levante en la Liga Española cuando dirigía al cuadro aragonés. Sin restarle relevancia al caso, esto último es como un juego de niños comparado con las acusaciones que ha formulado el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, sobre la participación del capitán de la selección mexicana en una red de narcotráfico haciendo funciones de lavado de dinero.

 

Yo no puedo meter las manos al fuego por Rafa Márquez. Pero lo que si puedo decirle es que le hice dos entrevistas largas, honestas y sinceras, largas y tendidas cuando aún jugaba en el New York Red Bulls, allá mismo en el estadio ubicado frente al Río Hudson en Nueva York, y se sumaron a mis conceptos sobre él, otros que hasta ese día del 2011 no conocía. Verlo me generó la idea de que estaba entrevistando a un hombre íntegro, recto, honorable. Buen ganador y eso sí, mal perdedor, no por que no sepa aceptarlo en la cancha, sino porque su “yo interno” se lo ha impedido y ha provocado muchos capítulos de los que no estará orgulloso seguramente, pero que ya no pueden remediarse.

 

Pero de ahí, a ser un prestanombres de un narcotraficante, me cuesta trabajo. Pero si lo es y la justicia lo prueba, entonces tendrá que pagar el costo de sus equivocaciones si las tuvo. Nadie está exento de cometer errores, pero esto es un asunto muy serio, que además provocaría, en dado caso, que una de las trayectorias deportivas más brillantes en la historia de México, terminara en la vergüenza y en la desilusión.

 

Hace dos años, yo estuve presente cuando en el Auditorio Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social acudió en calidad de Embajador de las renacientes Escuelas de Iniciación Deportiva del IMSS… Su discurso, corto pero emotivo, dejó flotando en el ambiente la sensación de que estábamos frente a un gran ser humano, que ese día reconoció que toda su vida había estado ligado al IMSS pues sus padres, ambos, habían trabajado en el Instituto y por tanto sentía los colores de esa institución. La multitud de chiquillos que lo rodearon acabando el acto, pidiéndole una foto, un autógrafo, lo que fuera, un saludo con la mano, muchas manos extendidas, pero creo que las más se llevaron un recuerdo del Kiaser Michoacano, como lo bautizó mi amigo Enrique Bermúdez de la Serna, el famoso “Perro” Bermúdez…

 

Nadie me contó, viví sus aciertos y equivocaciones en cada ocasión en la Selección Mexicana. Desde su partida al Campeonato Mundial juvenil en Nigeria en 1999, hasta su consagración con el Barcelona. Lo vi equivocarse ante Estados Unidos en Jeongu en la Copa Mundial del 2002; y lo vi meterle un atroz patadón a Tim Howard en un partido eliminatorio en Columbus. Y su expulsión en el duelo ante Argentina en la Copa Confederaciones del 2005. Y su mano ante Portugal en Alemania 2006. Pero también vi sus golazos ante Argentina en el mismo 2006 y ante Sudáfrica en el partido inaugural del Mundial del 2010, y ese que acabó apenas este año con el maleficio de Columbus cuando ya el cronómetro estaba a punto de detenerse…

 

– Rafa –le decía yo en aquella entrevista – ¿estás consiente que has cometido muchos errores con la camiseta de la Selección Nacional?

– Sí, si estoy consiente, pero ha sido porque no me gusta perder, ni a la canicas…

 

Su rostro sereno casi siempre, contrasta con lo que ha sido su actitud mandona en la cancha donde se ganó el respeto de propios y extraños. Un día en Nueva York, Thierry Henri, la deslumbrante estrella francesa del futbol, que tiene su dosis de polémica por aquel gol con la mano que eliminó a Irlanda y le dio el pase a Les Bleus a Sudáfrica 2010, me dijo que “Rafa tiene un toque privilegiado, yo estoy seguro que 9 de cada 10 veces que él me manda un servicio de 70 metros, me va a llegar al pie…”

 

Según yo, Rafa puede ser un tipo difícil en la cancha. A veces es casi tramposo cuando trata de revertir una situación en el terreno de juego. Pero me cuesta trabajo y mucho, creerlo un mentiroso profesional, un corrupto, un delincuente. Puede ser que como todos, tenga muchos defectos, pero me resisto a creer de primera intención en todo lo que se ha dicho de él en estas últimas horas.

 

La ultima vez que lo entrevisté, me pareció sincero, o eso fue lo que yo sentí. Cuando terminó la entrevista nos quedamos platicando en el vestidor del Red Bull una media hora. Seguía teniendo en mente regresar a México como lo había dicho antes de irse con destino a Mónaco en 1999. Quería comprar al Atlas de sus amores y renunció a sus últimos resplandores, también forzado por las lesiones allá en Italia, ciertamente, a cambio de regresar a México y cumplir con el sueño de una quinta Copa Mundial. Corea-Japón, Alemania, Sudáfrica, Brasil, el líder absoluto de partidos disputados por un jugador mexicano, con 16, en copas mundiales, aún esperaba más, esperaba “un” Rusia 2018… Hoy eso es una moneda en el aire…

 

Rafa Marquez tiene muchas preguntas que responder. Y espero que tenga las respuestas correctas. Porque si se equivocó antes y se equivoca ahora ante las autoridades, el final de la historia no será el de un cuento de hadas…

 

No es posible que, o es casi imposible, que una persona te mantenga la mirada con la seguridad con la que lo hizo Rafa Márquez en esos dos capítulos tan especiales que viví en esas entrevistas, una de ellas, testimoniada en una serie que produje hace cinco años para el Canal Once del IPN, pero aún existe la posibilidad de que si haya podido engañarme…

 

El camino se reduce, como en el caso del “Vasco”, a sólo dos posibilidades… Rafa Márquez es una gran víctima de algo que no hizo, o es un gran mentiroso, un mentiroso profesional que pudo casi engañarnos a todos durante estos largos 20 años… Yo sigo prefiriendo, en mi interior, la primera opción, pero no podría meter las manos al fuego ni por él, ni por nadie…

Usain Bolt… “Diez segundos de gloria no son una recompensa suficiente…”

7 Ago

PARA QUE QUEDE CLARO

 

“Diez segundos de gloria no son una recompensa suficiente…”

 

EDGAR VALERO BERROSPE

 

Usain Bolt se va del atletismo dejando tras de sí una estela luminosa de grandes victorias, recuerdos y momentos inolvidables. Su baile allá en el Estadio Olímpico de Río al son de la samba que sonaba de fondo mientras el público hacía sonar sus palmas, queda como una muestra de la alegría que trajo a una disciplina donde la sonrisas solo existen después de que se alcanza la victoria. Bolt solía hacerlo ante, durante, al final y por supuesto después de sus conquistas…

 

El sábado no hubo conquista, la cara seria y esforzada como la de los demás… Pero después de todo, si hubo sonrisa…

 

El sábado, tras concluir su participación, dijo en una conferencia de prensa en el Estadio Olímpico en Londres que cada vez era menos divertido competir mientras veía como las centésimas de segundo se iban sumando a sus resultados. “Mientras me vuelvo más viejo, se vuelve menos divertido”, ya lo había advertido en el documental sobre su vida.

 

Luego de ocho años de su impresionante récord del mundo de 9.58, que presumiblemente se quedará un tiempo así, porque ni el propio Bolt pudo acercarse a tan grandiosa marca, y como en la historia de cada uno de los grandes velocistas de todos los tiempos, siempre, todo es cuestión de tiempo…

 

Es tiempo para alcanzar los mejores registros, es tiempo para dedicar casi una vida completa para ser el mejor, y viene el tiempo de las marcas y el tiempo en que ya no se alcanzan de nuevo, peor aún, el tiempo mismo es lo que los alcanza y los fuerza a decir adiós. Bolt lo sabía, y quizá lo único que pueda dolerle, a pesar de haber enfrentado con gran aplomo el momento de la derrota, es que haya sido uno de los villanos más famosos en la historia del atletismo quien finalmente le arrebatara su reinado.

 

Usain Bolt irrumpió con violencia en el mundo del atletismo, imponiendo dos records mundiales en los 100 y los 200 metros al tiempo que se reservaba un espacio en libro de la gloria olímpica con sus dos primeras medallas de oro. Pero lo más importante no era lo que hacía en la pista, sino la forma como entendió que el atletismo era un estilo de vida, y que no debía ganar a costa de lo que fuera como sucedió con prácticamente cada uno de los mejores velocistas de la historia, todos o casi, sancionados por doping.

 

Y es que cuesta trabajo ver la lista de triunfadores sin encontrar uno limpio. Bolt está en esa lista. Y esperamos que ahí siga y que no venga una posterior desilusión como ha sucedido en muchos casos recientemente. Se sabe de Gatlin, de Yohan Blake, Tyson Gay, Asafa Powell, Nesta Carter, Steve Mullings, de los diez mejores de la historia, de hecho, sólo Bolt y el campeón olímpico de Sydney 2000 Maurice Greene no han sido encontrados culpables de consumir sustancias prohibidas.

 

Apenas el jueves pasado en la conferencia previa a su presentación y el arranque del mundial de atletismo, el jamaicano sonreía, aun sabiendo sólo una vez este año había corrido por debajo de los 10 segundos y que sus problemas con la espalda y el bajón anímico por la muerte de uno de sus mejores amigos, lo estaban persiguiendo de manera permanente. Pero aun así, mantuvo la calma, se quejó de algunas cosas contra su costumbre y envío un tibio mensaje de que su adiós podría no ser el esperado. Más aun, renunció a su prueba favorita, los 200 metros, pero su decisión no fue objetada por casi nadie.

 

Bolt es de esos hombres cuyas respuestas fueron siempre bien recibidas, quizá porque nunca se quejaba y si en cambio siempre estaba listo y de buen humor, como aquel día en junio del 2013 cuando Gatlin logró su primer sueño de vencerlo en una prueba de la Diamond League. Por supuesto que eso no fue el preámbulo de nada, pues las cosas siguieron igual a la hora de la verdad.

 

Un amable lector me mandó la foto donde Gatlin reverencia a Bolt después de la competencia, con la interpretación de que era una especie de burla. Dudo mucho que haya tenido ese significado. Gatlin sabe que Bolt no estaba en su mejor momento y que el tiempo con el que lo derrotó, en otro momento no le hubiera servido para referenciar nada. Al contrario, su reverencia me parece que fue lo que lo ayudó a silenciar a la multitud que lo reprobaba aun habiendo ganado “limpiamente”. Y es que nadie cree en la limpieza del “caballero de la noche”, más famoso por sus dos suspensiones de doping, que, increíblemente, por ser campeón olímpico de Atenas y doble campeón mundial ahora.

 

“El más rápido para siempre”, no somos los pocos los que siempre referiremos de esta manera al jamaicano, cuya honestidad para proclamarse el mejor, cuando fue el mejor, a algunos los habrá insultado, pero cuando la verdad habla, nadie puede cuestionar y decir que es una muestra de egoísmo o egocentrismo. De la misma manera siempre aceptó que “10 segundos de gloria, no son la suficiente recompensa para 365 días de trabajo inmisericorde”.. Puede que tenga razón…

 

 

 

 

 

 

Gatlin se roba el show y el título…No hubo último “hurrahhh” para Bolt 

5 Ago

Gatlin se roba el show y el título…

No hubo último “hurrahhh” para Bolt

 

“El caballero de la noche” regresa 12 años después para reclamar el campeonato mundial de los 100 metros y cobra en el último momento, la revancha de su devastadora derrota de hace dos años en Beijing. El jamaicano apenas alcanzó el bronce tras una terrible salida.

 

EDGAR VALERO BERROSPE

 

La fiesta no tuvo final feliz… No, más bien si lo tuvo aunque no hubiera una medalla de oro colgando del cuello del once veces campeón mundial y ocho veces campeón olímpico Usain Bolt… Ni siquiera una derrota previsible luego del aciago año que ha vivido, pudo silenciar a la multitud que coreó y cantó el “¡Usain Bolt!, ¡Usaiiiiinnn Boooolt!, cuando tras ser derrotado por el villano más famoso del atletismo mundial Justin Gatlin, en la última prueba de 100 metros de su carrera, y por el novato sensación Christian Coleman, tuvo que despedirse con un tercer lugar, que, siendo honestos, a nadie le importa. Excepto al ahora campeón mundial.

 

Luego de ejecutar, probablemente la peor salida en una final en toda su carrera, Usain Bolt (30 años), otrora un titán en la pista, perdió por segunda vez en la misma noche, sumando esas dos derrotas a las otras siete que había sufrido en sus últimas 142 carreras a partir del 2008. Sólo que esta vez fue para evitar que sumara un tercer  título mundial consecutivo en los 100 metros y cuarto de su historia  y lo que sí fue peor, es que su archienemigo, el norteamericano Justin Gatlin, finalmente pudo volver a ser campeón mundial de la distancia, a sus 35 años, contra todos los pronósticos y 12 años después de que en Helsinki lo había logrado por última vez.

 

Tan pronto como cruzó la meta Gatlin y volteó a la pantalla para ver la imagen del final en repetición instantánea y luego al tablero oficial donde ya se marcaba el tiempo oficial, 9 segundos y 92 centésimas, se escuchó un “buuuuuuu” espantoso, que sólo fue silenciado cuando Bolt, que llegó atrás de Coleman, quien parecía que tendría su primer oro mundial, se acercó al norteamericano y este se tiró a la pista y le hizo una reverencia… Enseguida lo abrazó Bolt y éste siguió su vida como si nada hubiera sucedido, recorrió todo el derredor del estadio de Stratford en West London, con una enorme sonrisa, aplaudiendo al público que lo adoró una vez más… Fue la comunión que ya nadie pudo romper, ni siquiera el llamado “caballero de la noche”, el más imperfecto y tramposo campeón mundial de la historia, quien fue sancionado dos veces en su carrera por doping.

 

Nadie estaba preparado para la derrota de Bolt, pero tampoco pareció ser una gran sorpresa. Tras de Gatlin llegó el joven Coleman de 21 años, quien al mediar la carrera parecía que se llevaría la competencia, pero luego, auto presionado por la presencia de Bolt y Gatlin, sucumbió y llegó 2 centésimas atrás de su compatriota y una por delante de Bolt… Una nueva historia, aunque con un final fuera del script…

 

Esta fue la primera vez que Bolt no ganó una final global desde que fue descalificado en el Campeonato Mundial de Daegú en 2011 cuando “la Bestia” su compatriota Yohan Blake tomó de cualquier forma para Jamaica, el campeonato mundial.

 

Lo que no puede soslayarse es el hecho de que la pésima salida de Bolt fue la que lo condenó al fracaso. Y durante el tercer heat semifinal ya había sucedido con Coleman superándolo por una centésima por la misma razón, su tiempo de reacción de 166 milésimas fue el peor de los 8 calificados a la final. Y en la final, todavía 188 milésimas marcaron la peor salida de su carrera desde que se coronó bicampeón olímpico con dos récords mundiales en Beijing en el 2008.

 

Mientras tanto, para Gatlin, era la última oportunidad de derrotar a Bolt en una competencia global. Porque para efectos de la rivalidad, el haberlo derrotado en el 2013 en Roma en la Diamond League, no cuenta como una afrenta.

 

El ahora bicampeón mundial se perdió los Juegos del despertar de Bolt en el 2008 mientras cumplía la suspensión de cuatro años impuesta en 2006. Luego en Londres, 16 centésimas de diferencia lo condenaron al bronces atrás de Bolt que impuso record olímpico con 9.63 y de Yohan Blake que llegó 4 centésimas antes que él. Río fue otro insulto a su orgullo y cuando más cerca estuvo de derrotarlo en la cita suprema, pero una vez más, la asombrosa superioridad del jamaicano lo eclipsó por 8 centésimas de segundo.

 

En los campeonatos del mundo la historia no fue muy diferente. En Berlín 2009 Bolt impuso el récord del mundo con 9.58 con 13 centésimas de ventaja sobre Tyson Gay mientras Gatlin aún estaba suspendido. En Moscú se vieron las caras y Gatlin pensó que “tenía” a Bolt, pero el jamaicano marcó un soberbio 9.77 que lo superó, como casi siempre, por 8 centésimas. Lo más cerca que había estado el norteamericano de superar a Bolt fue en Beijing hace dos años, cuando en un trepidante duelo que se definió sólo en el último instante de la competencia bajo la lluvia en el Nido de Pájaro, Bolt reclamó un tercer título mundial de los 100 metros con un fotofinish y una diferencia de apenas una centésima de segundo, 9.79 contra 9.80…

 

Probablemente no había otra cosa en la mente de Gatlin, que aprovechar la curva del descenso del rendimiento de Bolt para robarle en el último momento, una victoria inesperada, merecida pero oscura como su pasado de trampa que no podrá borrar nuca. Cuando se hable de Bolt, se hablará del mejor velocista de la historia del atletismo, y Gatlin, aún con sus dos campeonatos del mundo y su oro olímpico, seguirá siendo el malo de la película, más, por haberle arrebatado el oro al jamaicano en la noche de su adiós, aunque, a ciencia cierta, en el estadio, no le haya importado eso a casi nadie.

 

Son ocho años los que han pasado desde que Bolt impuso el record del mundo, después de eso, vino lentamente perdiendo centésimas de segundo, pero no importó, porque siempre fue “el más rápido” y así será recordado, con su generosidad en la pista y ante el público, con la sonrisa volteando a la cámara en la línea de meta y, curiosamente, con esa misma generosidad, haciendo más amable el momento en que su archirrival, también alguna vez campeón olímpico en la ya lejana Atenas en el 2004, era sacudido y reprobado por una multitud que luego se sumó al jamaicano haciendo más llevadero el momento.

 

El Rey ha muerto, y de ultratumba regresó otro, aunque vestido de negro para una gran celebración en el estadio Olímpico de Londres…

 

PRUEBA: 100 METROS PLANOS

LUGAR: ESTADIO OLIMPICO DE STRATFORD

            WEST LONDON, LONDRES

 

POS.    NOMBRE                               NAC                TIEMPO

1          JUSTIN GATLIN                      USA                9.92 seg.

2.         CHRISTIAN COLEMAN           USA                9.94 seg.

3.         USAIN BOLT                          JAM                9.95 seg.

​Amplía su legado… Se corona Farahtricampeón mundial en los 10 mil metros 

5 Ago

En una noche mágica en Stratford, derrota a los demonios para conquistar otra histórica victoria en una prueba donde siete competidores terminaron la distancia debajo de la marca de los 27 minutos.

 

EDGAR VALERO BERROSPE

 

Pareció ser una noche conocida, sólo que cinco años después. Y sólo faltaban unos minutos en el reloj para que la fecha fuera exacta. El Súper sábado 5 de Agosto de 2012 no se quedó en el tiempo, sobrevivió para recordar apenas minutos antes de las 12 de la noche del 4 de Agosto de 2017, la más gloriosa jornada en la historia del deporte británico… Entonces, como anoche, el lugar fue el mismo, la prueba estelar fue la misma y el héroe sangrando del pie derecho, llegó a tierra prometida de la misma forma, en medio del delirio…

 

El tetracampeón olímpico y hasta entonces cinco veces campeón mundial Mohamed Farah, Sir Mo Farah, se lanzó casi con estrépito a recorrer los últimos quinientos metros mientras mordía la orilla de la pista con su pie izquierdo, trastabillando como si le hiciera falta más drama a la ya de por sí dramática competencia.

 

Y luego, apenas sonaba la campana para el recorrido final, fue un galgo en el tartán, recorrió esos 400 metros como si en ellos le fuera la vida y apenas 50 y algo segundos después, cruzó la meta para despedirse de una de las dos pruebas de su vida, los 10 mil metros, alcanzando el tricampeonato mundial y su quinta victoria global en la competencia que ha dominado desde 2012…

 

El cronómetro quizá se detuvo algo lejos del récord mundial, 26 minutos, 49 segundos y 51 centésimas (26:17:53 K. Bekele, Berlín 2009), pero fue su mejor marca en más de media década, mientras los casi 60 mil aficionados presentes en el Estadio Olímpico de Stratford en West London, ampliaban el estallido de una ovación que ya se había extendido los últimos dos minutos de la prueba…

 

A sus 34 años, Mo Farah volvió a ser el rey de la noche, venciendo a sus furiosos oponentes, algunos a quienes casi les doblaba la edad y que en conjunto, etíopes, ugandeses y kenianos le complicaron la noche aun cuando en las primera vueltas Farah se había instalado en la comodidad de una “no urgente” arrancada varias zancadas atrás del grupo puntero, que luego de atacar para recorrer los primeros mil metros en poco más de 2 minutos, lo esperó y forzó a integrarse a la pelea.

 

Pero no se reta a un tipo de las dimensiones del británico nacido en Somalia en Mogadiscio y que llegó a la Gran Bretaña, a Londres cuando tenía sólo 10 años de edad y hablaba apenas tres frases en inglés. Cuando la semana próxima compita en la final de los 5 mil metros tratando de lograr un récord de leyenda de 4 títulos mundiales consecutivos, también partirá el sprint de cierre más impresionante de la historia de las pruebas de semi fondo. Farah se ha hecho leyenda en la pista y anoche nos regaló otro épico capítulo.

 

Cuando entró la prueba en los últimos 2 mil metros, con una facilidad que espantaba, amplió el trancó, desaparecieron casi como por arte de magia los 12 ó 15 metros que lo alejaban del grupo puntero con su viejo conocido, el campeón mundial de cross-country y subcampeón mundial de Beijing, Geoffrey Kamworor y sus compatriotas kenianos, el  subcampeón olímpico Paul Tanui y Bedan Muchuri; la nueva sensación de los 10 mil metros el joven ugandés Joshua Cheptegei quien apenas cumplió 20 años; los etíopes Abadi Hadis, tercer lugar en el Campeonato Mundial de Cross Country y Jemal Yimer, y como si la carrera apenas empezara los rebasó con una asombrosa autoridad.

 

Ya se había llevado un montón de pisotones durante la carrera y todavía cuando quedaban 500 metros Tanui le plantó otro recuerdo en la pierna derecha, lo sacó de balance y sólo hizo falta que Muchuri le diera el último empujón para sacarlo de la pista, la escena le costó unas puntadas en el pie izquierdo, pero lejos de detenerse, aceleró hacía su Destino para coronar una memorable jornada, mientras Cheptegei le daba a Uganda la medalla de plata y Tanui a Kenia la de bronce, la misma de hace dos años en Beijing y de hace cuatro en Moscú…

 

Esta vez, el orgullo de Farah le costó sangre en una herida, pero al menos no visitó el tartán como le ocurrió el año pasado en el tartán del Estadio Olímpico en Río de Janeiro.

 

Mo fue el mismo de una noche hace cinco años, aunque esta vez, el recuerdo que será imborrable hablara de la última vez que vimos al deportista más laureado en la historia de la Gran Bretaña, ahora seis veces campeón mundial y cuatro veces campeón olímpico, volar sobre el tartán de Stratford…

 

Por vez primera en la historia, siete atletas corrieron en 27 minutos y fracción los 10 mil metros.

 

 

PRUEBA:         10 MIL METROS PLANOS

LUGAR:           Stratford Stadium, West London, Londres

POSICIONES:

            NOMBRE                               NAC                TIEMPO

1          Mohamed Farah                    GBR                26:49:51

2          Joshua Cheptegei                  UGA                26:49:94

3          Paul Tanui                              KEN                 26:50:60

Comienza la fiesta del atletismo mundial

4 Ago

Este mediodía, se pondrán en marcha los Campeonatos Mundiales de Atletismo en el Stratford Stadium que albergó los Juegos Olímpicos de Londres en 2012.

 

Usain Bolt competirá por última vez en un campeonato mundial y Mo Farah, el tetra campeón olímpico y mundial de los 5 mil y 10 mil metros planos también se despide de las pistas, irá a la ruta.

 

México sólo piensa en una medalla, en el último día de competencias, Guadalupe González, la subcampeona olímpica espera subirse ahora al pódium del Campeonato Mundial en los 20K de marcha.

 

EDGAR VALERO BERROSPE

 

Es la fiesta de las estrellas. Probablemente, el Campeonato Mundial de Atletismo que inicia este día en Londres, Inglaterra, sea el evento que presente de manera conjunta al mayor número de celebridades del deporte mundial compitiendo de forma individual (o en relevos en algunos casos), en una cita firmada cada dos años y que en esta ocasión su anfitrión será el majestuoso Estadio Olímpico de Stratford, que albergó justamente las pruebas de atletismo en los Juegos del 2012.

 

Habrá momentos de emoción, pero también, habrá un momento de sentimiento cuando Usain Bolt, el hombre más rápido de la historia, el poseedor de ocho medallas olímpicas, once de campeonato mundial y seis récords mundiales, incluyendo el vigente de los 100 metros con 9.58 segundos, se despida formalmente de este tipo de competencias.

 

Y a la ausencia de Bolt, y sin  tener un claro sucesor en las pruebas de velocidad, pareciera ser que el impresionante sudafricano Wayde van Niekerk, vigente campeón mundial y olímpico de los 400 metros planos, está llamado a convertirse en la nueva super estrella del atletismo mundial, más aún, recordando su memorable actuación en Río de Janeiro donde hizo pedazos el récord mundial de la distancia que poseía Michael Johnson.

 

Para la Gran Bretaña en pleno, que compite como equipo formado por atletas de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte, no habrá un mayor punto culminante que lo que ocurrirá con Sir Mo Farah quien tratará de alcanzar su sexto y séptimo campeonatos mundiales, pues actualmente es tricampeón mundial (consecutivo) de los 5 mil metros y bicampeón mundial vigente de los 10 mil metros. Posee además, el doble-doble, cuatro medallas de oro olímpicas como campeón en ambas disciplinas en 2012 y 2016. Esta noche el también nombrado “Comandante de la Orden del Imperio Británico” tendrá su primera final, la de los 10 mil metros donde busca el tricampeonato mundial.

 

Farah y Bolt serán protagonistas en las mismas noches, pues el sábado de la siguiente semana, el primero dirá adiós a las pistas para ir a las pruebas de fondo en ruta, y al tomar la salida en la final del relevo 4X100 con el equipo de Jamaica, el relámpago caribeño dirá adiós para siempre al atletismo mundial.

 

MILES COMPTIENDO Y SOLO UNOS CUANTOS RUSOS… Serán más de dos mil atletas los que estén compitiendo durante estos diez días, y seguramente muchos tratarán de encontrar las pistas de quien será el sucesor de Bolt, en un deporte azotado por los escándalos de doping, particularmente de los rusos, quienes finalmente fueron aceptados en un reducido número (19) y con la condición de que compitan de manera independiente (neutrales) sin representar a su país. Vale la pena señalar que los colores de la bandera rusa no pueden ser portados por las deportistas ni siquiera en el barniz de uñas, menos en vendajes, uniformes y por supuesto no habrá himno ruso. Su principal estrella será la campeona mundial de salto de altura María Lasitskene.

 

MAS ESTRELLAS EN EL FIRMAMENTO… El sudafricano Wayde van Niekerk, campeón mundial vigente, campeón olímpico y poseedor del récord mundial de los 400 metros va en ventaja respecto  muchos otros en su posicionamiento como la gran estrella del atletismo mundial. La propia Federación Internacional, creyendo en sus posibilidades, acomodó el calendario para que pudiera participar en los 200 y los 400 metros planos, tratando de igualar una gesta que data de los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996, donde Michael Johnson escribió dos páginas memorables. Hubiera sido  increíble verlo ante Usain Bolt, pero el jamaicano no participará en lo que decía era su prueba favorita.

 

Además de van Niekerk, su compatriota Casten Semenya, campeona olímpica de los 800 metros, retará a la máxima estrella británica del atletismo, Laura Muir en os 1500 metros planos. En caso de conseguir esta gesta, de vencer a Muir, quizá se vuelva a abrir la puerta a la polémica de cómo deben de tratarse a las atletas con hiperandrogenismo, esta condición en la que poseen excesivas hormonas sexuales masculinas.

 

MEXICO… Nuestro país acude con un contingente de 14 deportistas, aunque de ellos, 8 son marchistas, dos que tomarán parte en la prueba de 20 kilómetros femeniles, 3 en los 20 varoniles y 3 en los 50 kilómetros. Además de tener sólo esperanzas de obtener una medalla con la subcampeona olímpica Guadalupe González, y que el lanzador de martillo Diego del Real vuelva a sorprender al mundo como lo hizo en los Juegos de Río el año pasado, pareciera no haber demasiadas razones para emocionarse con nuestra representación.

 

Como quiera que sea, se trata de un evento que será inolvidable, y donde tendremos que empezar a acostumbrarnos a vivir sin la electrizante presencia de Usain Bolt, uno de los mejores deportistas de todos los tiempos.

 

 

LAS FIGURAS DEL MUNDIAL EN LONDRES 2017

USAIN BOLT – Jamaica – La estrella jamaicana obtuvo su segundo triple-triple en el estadio de Stratford hace cinco años en los Juegos de Londres. Regresa ahora para decir adiós con 8 medllas de oro olímpicas, once mundiales y seis récords del mundo.

 

MO FARAH – Gran Bretaña – Hará sus dos últimas presentaciones en pista defendiendo su triple campeonato mundial de los 5 mil metros y su doble campeonato mundial de los 10 mil metros, además, por supuesto, de sus dos doble-doble olímpicos en ambas distancias conseguidos en Londres y Río.

 

WAYDE VAN NIEKERK – Sudáfrica – Hace dos años sorprendió al mundo en Beijing al conquistar el título mundial de los 400 metros planos, pero más sorprendente fue su impresionante victoria con récord del mundo en Río de Janeiro, rompiendo el establecido por Michael Johnson en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.

 

ELAINE THOMPSON – Jamaica – La doble campeona olímpica de los 100 y 200 metros es la gran favorita para alcanzar esa gesta ahora en el campeonato mundial,

 

ARIES MERRITT – Estados Unidos – Luego de haber sido operado de un trasplante de riñón, el campeón olímpico de Londres 2012 en los 110 metros con vallas participará en un campeonato mundial desde su gran logro en Stratford. Aun es el poseedor del récord del mundo.

 

CASTER SEMENYA – Sudáfrica – La campeona olímpica de los 800 metros en Río, buscará su tercer oro de campeonato del mundo luego de los obtenidos en 2009 y 2011. Esta vez buscará un doble en los 800 y 1500 metros.